lunes, 21 de mayo de 2018

UNA NOCHE EN LA MONTAÑA






UNA NOCHE EN LA MONTAÑA

Cerca de las ventanas de la suite de un hotel
perdido entre las sombras de la sierra,
mayo respira por las hojas de los árboles
con su verbena clorofílica.
Una brisa nerviosa da a los brotes de la hierba
el brío que les falta para ser tallos de lentisco
y ofrece a nuestros cuerpos
el fresco de la madrugada.
Tras recuperar el aire, volvemos a buscarnos
y recorremos todas las esquinas
del cosmos de la alcoba
juntando nuestras pieles
con nuevos movimientos de amor y frenesí.
Desde las ramas de los árboles,
los pájaros contemplan en silencio
la escena colosal que les brindamos,
se sacuden las plumas 
y deciden que estamos completamente locos.
Aún no imaginan cómo, de esa loca ternura,
que moja las reservas del cansancio,
beberán ellos cuando llegue el alba.


(SECRETOS DE AMANTES)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)