lunes, 7 de mayo de 2018

NUESTRO MUNDO







NUESTRO MUNDO

Me hablas de la atracción de los peligros
que nos acechan
y del riesgo a caer presos de una ley
más fuerte que la de la gravedad.
Siento la esencia de la vida
instaurada en los símbolos del diálogo
que mantienen nuestras miradas.
Y cierro el ventanal de la complicidad
para que no se pierda, sin remedio,
esta idílica luz de primavera
que huele a tallos de verdes olivares,
a lluvia de otro abril aventurero,
a esencias virginales de nueva creación.
Contigo quiero ser el aire
que ensalza los volúmenes del tiempo
cuando estamos unidos.
Te susurro al oído, con voz de lavanda,
todo el vértigo de mi carne
asomada a tu abismo,
y mientras, acaricio cada gota
de la humedad que luce por tu piel
como un rocío estelar.
Confirmas con tus gestos
que el deseo posee nervios de gelatina
cuando menos lo esperas,
también la valentía para vencer al miedo.
Y entre los dos creamos nuestro mundo
a espaldas de la gente.
En él no cabe el Sol, ni la Tierra,
ni las leyes del universo.


(SECRETOS DE AMANTES)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)