lunes, 14 de mayo de 2018

EL REGRESO DE ULISES





EL REGRESO DE ULISES

El mar nos cuenta una antigua historia
en cada gota de sus aguas.
La urraca del océano dibuja el mar de Ulises
en el puerto de Ítaca
entre los visillos del viento circular
y los maderos de su nave.
En el corazón del guerrero,
una lágrima se tiñe de luz,
cae por la mejilla del silencio
y busca los abrazos de Penélope.
Veinte años han pasado en el mar Jónico
y en el alma anhelante de su esposa,
muchas lunas de cobre sobre el agua
como ojos moradores de la angustia
y las imágenes sin rostro.
Ulises aún no sabe que su guerra
no ha terminado en Troya,
ni en los más de diez años de odisea hasta su isla,
tendrá que vencer a los pretendientes
del trono de su amada.
Y las olas penetran en el puerto,
temerosas y arrepentidas,
con la culpa nadando
sobre la liebre oscura de sus aguas
en la noche más larga del astuto marino.
Su postrera victoria está en el corazón
de la mujer que teje por el día
las promesas que rompe por la noche.


(Otra realidad)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)