domingo, 25 de febrero de 2018

LOS LÍMITES







LOS LÍMITES

El paisaje era cómplice
de sueños y de juegos
cuando el frío helaba mis manos
o el sol del verano me quemaba la piel.
Cambiaban las cuatro estaciones
siempre con el mismo horizonte.
Pero una nueva vida tomó forma
una mañana de septiembre
a las puertas del instituto
de la ciudad de Lorca.
Todavía recuerdo
las sensaciones que sentí
al ver aquella entrada,
la enorme dimensión del edificio
y la insignificancia
de mis tiernos diez años.
Entonces, mi universo
comenzó a crecer con las enseñanzas
de nuevos profesores,
las chanzas de los compañeros
y las letras perfectas de los libros.
Comprendí que existían inmensos horizontes
más allá de mi vista
y ocultos límites en mi interior:
nuevos territorios para explorar
con la lupa de las palabras.

(La intimidad del pardillo)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)