domingo, 19 de noviembre de 2017

QUINQUÉ






QUINQUÉ

Sobre la vieja mesa de cocina
hay una lámpara
alimentada con petróleo
y provista de un tubo de cristal
que resguarda la llama para que no se apague.
A su alrededor juega la ignorancia
describiendo el paisaje de las dudas
con las que un niño reta a su destino.
Una pálida luz dibuja los contornos
de aquel niño hoy ya olvidado,
y de su corazón de ave inocente.
Es esta la verdad que me muestra el recuerdo
cuando pregunto al cosmos
por la imagen desnuda que cruzó las tinieblas
de mi inocencia.
Ahora me ilumina una lámpara led
que engulle, sin pudor, la oscuridad.
Sin embargo, esta luz no dibuja mi rostro
en el espejo roto por las sombras
que ha dejado mi vida.
Quizá persista aún la incongruencia del tiempo,
mantenga el poso gris de las preguntas
que las circunstancias me han planteado
desde que aquel quinqué
me viera jugar con las dudas
que condicionarían mi existencia.



(La intimidad del pardillo)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)