sábado, 7 de mayo de 2016

CON LOS PIES EN LA TIERRA







Me esfuerzo en hallar lo no visible,
la semblanza real de lo inefable
que se oculta tras cada sentimiento.
Busco dentro de mí la dirección
de los pasos que han de seguir mis palabras.
El canto del silencio
se refleja en mi voz cuando describo
el rostro de mi lucha
entre la inmensidad de nuestro cosmos.
Pero a pesar de mi insignificancia,
seguiré escribiendo mientras pueda
eludir la gangrena de la muerte.
Mantengo los pies sobre el suelo de mi casa,
el hogar que he fraguado con esfuerzo y amor.
Desde aquí, alzo la vista hacia el cielo
para que cuando de mí nada quede
alguien pueda intuir
el camino que deje mi mirada.



(La intimidad del pardillo)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)