viernes, 10 de octubre de 2014

REFLEJO




Una ventana ardiendo con el aire.
Un destello de luz en su interior.
El rumor de mi sangre
agazapado tras la sombra de la tapia.
El perfil de mujer que proyectas 
sobre la superficie del cristal.
Todas esas imágenes
son el vivo retrato
de la tan deseada presencia del encuentro.
No hay más mundo que éste que celebra
que estás en nuestra casa.
Una mota de polvo
donde pronto se abisma
el cansancio del día.
La puerta entreabierta.
Las dunas de tus ojos esperándome
al otro lado para que me pierda
en sus suaves arenas de silicio.
Y no es el reflejo misterioso
de un sediento espejismo
sino tan sólo un hombre enamorado
que en el fondo de ti se reconoce.



(El fuego del instinto. Ed. Vitruvio)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)