miércoles, 26 de abril de 2017

CANCIÓN EXTRANJERA





CANCIÓN EXTRANJERA

A la sombra de un tótem,
en la tierra de Pascua,
un joven observaba
el plumaje de un ave migratoria.
Muy pronto se echaría
al mar desconocido
para buscar las tierras
donde crece el futuro.
No temía a los cambios.
Pensaba en adaptarse al mundo,
que la realidad le permitiese
poder sobrevivir
al huracán del tiempo.
El ave levantó sus bellas alas
mientras el joven daba a los guijarros
la forma de sus ilusiones.
Y en la piedra quedaron
escritas sus palabras:
La vida sigue el rumbo de una línea
que repta por el suelo.
En los brazos del aire
está el rostro del mundo,
los hechos que rodean
el espacio de una existencia.

Igual que aquel migrante,
aceptamos los retos
que desafían nuestro instinto
y miramos el horizonte
como un gran océano sin fronteras.


(OTRA REALIDAD)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)