miércoles, 8 de febrero de 2017

ADVERTENCIA




ADVERTENCIA


Quien escribe derrama toda su alma
sobre la superficie del papel.
Lo sabe y no renuncia
a dejarse morir en cada verso.
Nada le condiciona.
Nadie consigue que detenga
su flujo de palabras,
el eco de su sangre,
las voces pronunciadas con las venas
desde el yo retador de su experiencia.
Si está triste, lo escribe
para encontrar consuelo.
Si ha tocado las fibras de la felicidad,
escribe para que dure un instante más.
Si se busca a sí mismo,
escribe para vencer a sus demonios,
para ubicarse en el mundo,
para crear una ficción,
para ser diferente,
para cambiar lo injusto,
para ganar el cielo…
Quien escribe
sabe que sus palabras,
igual que su existencia,
desaparecerán en el baúl de la nada.
Y no le importa.


(OTRA REALIDAD)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)